Me hubiera gustado titular el post de una forma más agresiva. Algo así como: “adiós Helvetica, hola Montserrat” o “Montserrat, la nueva Helvetica” pero como no soy experta en tipografía y poco puedo profundizar sobre lomos o bistecs, uñas, cuellos, lágrimas, medias cañas o medias tintas – lo siento, tenía una necesidad desmesurada por escribir esta estupidez – prefiero mantenerme al margen de las comparativas y hablar únicamente de Montserrat como mi ingrediente favorito en mis recetas de diseño.
Eso sí, no puedo evitar decir que la mismísima Paula Scher ya confesó en una TED Talk el odio que le tenía a la tipografía suiza por ser “la más limpia, más aburrida, más Fascista”.  

GRACIAS ULANOVSKY

Julieta Ulanovsky fue la creadora de esta obra maestra en el 2011. Inspirada en los carteles, rótulos y letreros antiguos de los históricos distritos de Buenos Aires, como Montserrat (donde ella vive), con el objetivo de la especialista en letras derescatar la belleza de la tipografía urbana de la primera mitad del siglo XX” y, en parte, preservar un elemento que forma parte de la cultura contemporánea. A raíz de todo este imaginario, y para poder hacerlo realidad, la diseñadora inició el proyecto en Kickstarter y consiguió una financiación de 9.747 dólares con los que pudo dar vida a Montserrat.

El proyecto de Saige Danby explica de forma clara y visual esta pequeña historia.

Para crear la familia tipográfica, se fijaba y trataba de ser fiel a ejemplos de letras del espacio urbano para que cada ejemplo seleccionado tuviera una propia variante. En cierto modo, este espíritu analógico y un tanto romántico de inspirarse en la escena tipográfica de las calles ya le aporta un gran valor. ¿Quién dijo que una Google Font de descarga gratuita tuviera tanta historia?

MÚLTIPLES VERSIONES, MÚLTIPLES POSIBILIDADES Y MUCHAS COSAS MÁS

El resultado del proyecto es una sans serif moderna y geométrica con múltiples variantes en sus alturas y pesos – nueve, para ser concretos – y posibles aplicaciones con buenos resultados como en diseño web, editorial o identidad corporativa.

Además, como variante a la propia tipografía se creó Montserrat Alternate Caps, con un set variado de cajas altas para “capturar la variedad y el alma de Buenos Aires” y aportando todavía más autenticidad.

Ahora tiene nuevo miembro en la familia: Subrayada.

En mi opinión, resuelve problemas de la tipografía Futura, como el carácter femenino o inocente que le hemos atribuido – especialmente por los blogs de moda y belleza – que personalmente me cuesta romper, o dificultades en el espaciado como la corta horizontal de la L.

Probablemente, mi predilección por Montserrat puede deberse también a asociarla con mi ciudad, Barcelona, y el hecho de imaginar cómo otra persona podría haberse inspirado también en ella para crear la familia tipográfica y atribuirle el nombre del macizo montañoso más icónico de la capital catalana: Montserrat. Así,sin más.

Objetivamente, es inteligible, con cuerpo, fácilmente adaptable a espacios de diferente amplitud, funcional, práctica, gratuita y perfectamente combinable entre sí. Prueba de combinar cajas altas con bajas y de diferentes cuerpos y entenderás a qué me refiero.

Gracias Ulanovsky, again.

Bloody Moonrise Montserrat